La limpieza de las ventanas de aluminio

Las ventanas de aluminio ofrecen innumerables ventajas a la vivienda. Una de ellas es el escaso mantenimiento que este material requiere. Un cuidado regular y periódico basta para mantener tus ventanas como el primer día. Si lo que quieres es renovar o cambiar las que tiene actualmente tu hogar puedes consultarnos sobre los precios de ventanas de aluminio en Madrid.

¿Qué producto utilizar para limpiar las ventanas de aluminio?

Si deseas limpiar las ventanas de aluminio, tan solo tendrás que hacerlo unas dos o tres veces al año. Para ello, puedes emplear una esponja con un producto específico de limpieza. También puedes utilizar agua tibia con un poco de jabón neutro en estado líquido. Con esto, solo tienes que frotar el aluminio, aclarar la superficie con agua limpia y secar con un paño absorbente.

Es muy importante que utilices un producto de limpieza específico para el aluminio y no abrasivo. De lo contrario, eliminarás la capa de protección que trae la ventana.

Un aspecto que deberás tener en cuenta será la suciedad que puede acumularse en los raíles de las ventanas. Si dejas mucho tiempo sin limpiar esta parte, los residuos que allí queden harán que la ventana no se logre cerrar del todo y pierda calidad.

El correcto mantenimiento de las ventanas de aluminio, en definitiva, permitirá que este material no pierda su carácter funcional y estético con el paso del tiempo. Este escaso mantenimiento hace que los precios de las ventanas de aluminio sean tan económicos.